Zenu Radio

El Asperguer como trastorno del desarrollo

En esta ocasión vamos a hablar de Asperger, trastorno del desarrollo incluido dentro del espectro autista, este último muy conocido y cada vez más frecuente en nuestra comunidad actual.

Por lo que antes de definir este, nuestro tema en cuestión quisiera tratar un poco acerca del autismo, qué es y qué no.

El autismo es un trastorno del desarrollo, comúnmente podemos escuchar el término «espectro autista», puesto que cada persona, cada chico con diagnóstico o características autistas puede tener variedad en sus comportamientos o síntomas.

Cabe resaltar que NO es una enfermedad puesto que no se adquiere, NO es contagiosa y NO tiene cura, esto hace que sus características sean netamente que funcionamiento neurológico, el funcionamiento del cerebro y la información es procesada de forma diferente.

Lo muy positivo dentro del Autismo es el sin número de habilidades, capacidades y aprendizajes que proporcionan pacientes con dicho diagnóstico a diario en nuestra población.

Con un tratamiento oportuno y adecuado las posibilidades son infinitas, como lo es con el caso de la reconocida activista ambiental  sueca Greta Thunberg, quien con tan solo 15 años de edad logró hacerse escuchar, llevando un impactante mensaje de conciencia ambiental a través del mundo, siendo diagnosticada con ASPERGER en el 2015, impresionante ¿no?

Ahora sí, cuando hablamos de ASPERGER, palabra posiblemente para muchos desconocida hacemos referencia a un tipo de autismo, el más funcional, sutil y con características que podrían pasar por «normales», si no se estudian a fondo, siendo esta una de las razones por la que se le conoce tan poco y son diagnosticados tardíamente con dicha dificultad.

Concretamente estaríamos hablando de: Problemas en las destrezas sociales, emocionales y de comunicación, y si bien todos conocemos a alguien ‘penoso’ o ‘introvertido’, que no le gusta expresar sus sentimientos, le cuesta hacer nuevos amigos y es de pocas palabras. Hay que tener en cuenta características como: Dificultad para entender el lenguaje corporal tal como lo son gestos y el doble sentido utilizado en algunos contextos y situaciones.

Así mismo, problemas en comprender los sentimientos de las otras personas y para expresar los propios, preferencia por estar solo o querer interactuar pero no saber cómo, intereses o gustos muy específicos, dentro del límite de lo obsesivo, al momento de comunicarse, preferencia por hablar de sí mismo, de sus intereses.

Suelen usar un tono de voz poco común y lenguaje estructurado (elaborado). Dificultades al momento de hacer amigos, incomodidad e incluso evitan sitios concurridos y con muchas personas, torpes y descuidados en algunos aspectos pero muy rutinarios y rigurosos en otros, como lo puede ser al momento de irse a dormir, notamos que siempre realiza las mismas cosas en un orden especifico.

Por último y un factor diferencial muy común son algunos movimientos «manías» e incluso dificultad en el control y la tolerancia a algunas texturas, sonidos o alimentos.

Pero, ¿qué podemos hacer si conocemos a alguien con estas dificultades, o incluso somos nosotros quienes las presentamos?

El primer paso es realizar una visita al médico, comentarle acerca de lo que hace a diario su hijo, esos aspectos en los que usted considera necesita apoyo y son poco comunes, solicitar revisión por pediatría especializada o neuropsicología, quien a su vez implementara unas pruebas determinando el diagnóstico más conveniente para este caso.

Dentro del área de salud mental, podemos observar que nuestros niños y jóvenes con diagnóstico Asperger, por las mismas características de su principal dificultad, las habilidades sociales se ven fuertemente auto cuestionados e incluso señalados por su entorno como raros o diferentes, sin comprender qué ocurre y cómo reparar estos aspectos de interacción, socialización y comunicación.

Vemos que presentan trastornos de ansiedad, depresión, incremento de aislamiento social o incluso mutismo selectivo (no querer hablar con otras personas que no sean de su círculo cercano de amigos), por lo que se hace de vital importancia un tratamiento oportuno que brinde las herramientas necesarias para el manejo emocional y el adecuado desempeño del rol social.

Es importante tener en cuenta que como padres, docentes y entes proactivos en nuestra comunidad podemos marcar la diferencia, logrando un diagnóstico oportuno, un tratamiento interdisciplinario adecuado y una mejor adaptación y respuesta de estos pacientes en los entornos en que se desarrolle.

Por Mónica Mabel Montel Botello, terapeuta ocupacional especializada en trastornos cognitivos y de aprendizaje.


Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube