Zenu Radio

Pegasus: el programa israelí que puede espiar a cualquier persona

Las denuncias sobre ciudadanos siendo espiados por Gobiernos no son una novedad, pero a mediados de julio el mundo se sorprendió al saber que un software que solo debería usarse para combatir el terrorismo y la delincuencia se estaba utilizando presuntamente para vigilar a periodistas, activistas de derechos humanos y altos políticos a nivel mundial. El caso se consolidó como uno de los más grandes escándalos de espionaje a nivel global.

¿Dónde se originó el escándalo?

El caso gira en torno al software Pegasus, fabricado por la empresa de tecnología israelí NSO Group. El hallazgo fue producto de una investigación en la que trabajaron 17 organizaciones de medios, la ONG Forbidden Stories y Amnistía Internacional, y se produjo tras la filtración de una lista de más de 50.000 números telefónicos que, se cree, eran potenciales objetivos de espionaje.

De esta lista pudieron identificar a más de 1.000 personas en 50 países, y luego de examinar 67 teléfonos, encontraron que en 37 de ellos había rastros del software, pero no está claro cuántos dispositivos fueron alcanzados en total.

¿Quiénes se vieron afectados?

Los primeros reportes indicaban que entre los potenciales objetivos había más de 180 periodistas de medios como ‘The New York Times’, Al Jazeera y France 24, y también unos 600 políticos, incluyendo al menos 14 líderes mundiales.

De la lista de los 50.000 números telefónicos, la mayor cantidad está en México con más 15.000. Según el medio británico ‘The Guardian’, al menos 50 personas cercanas al presidente Andrés Manuel López Obrador fueron blancos potenciales de la Administración de su predecesor, Enrique Peña Nieto.

En Francia, el periódico ‘Le Monde’ alertó que el número del presidente Emmanuel Macron figuraba en la lista, lo que llevó al mandatario a cambiar su línea y su dispositivo móvil. De acuerdo con el ‘Washington Post’ también están incluidos los teléfonos de los presidentes de Sudáfrica e Irak, pero no se pudo determinar si estos celulares pudieron ser infiltrados.

Además, se encontró que los dispositivos de personas cercanas al periodista saudi Jamal Khashoggi fueron atacados con Pegasus antes y después de su muerte en 2018.

¿Qué es exactamente Pegasus?

Es un programa malicioso también llamado malware, que se instala en un dispositivo sin previo aviso y sin el consentimiento de su dueño. Expertos lo definen como el software espía más poderoso que jamás se haya desarrollado.

Según los autores de la investigación, Pegasus puede llegar hasta un teléfono por medio de mensajería de texto o través de vulnerabilidades desconocidas en el dispositivo. Advierten que, aunque en algunos casos es necesario que la víctima haga click en un enlace para descargar el malware, sus fabricantes se las han ingeniado para que el dispositivo se infecte con tan solo recibir un mensaje. Una modalidad conocida como “cero click” y que no produce ninguna notificación.

Una vez en el teléfono, Pegasus puede acceder al micrófono, la cámara, así como las llamadas, chats, fotos, contactos y ubicación. «Es un ataque invisible contra la democracia. (…) Ese software realmente se usa para saber todo sobre ti, no solo directamente de ti, sino también de las personas con las que estás hablando, de tus hijos, de tu esposa, de tu esposo, de tu conductor, de tu médico. Vemos que no hay control en absoluto y que pueden apuntar a quien quieran», dice Laurent Richard, director y fundador de Forbidden Stories.

¿Quién está detrás de ‘Pegasus’?

El software es desarrollado por la empresa tecnología israelí NSO Group, dedicada a la creación de programas de vigilancia. Según la compañía, este tipo de productos se venden exclusivamente a las agencias gubernamentales de inteligencia para garantizar la seguridad nacional.

Su último reporte dice que tiene 60 clientes ubicados en 40 países, aunque se negó a revelar sus identidades citando acuerdos de confidencialidad. Sin embargo, Forbidden Stories y los medios asociados encontraron que muchos de los números telefónicos que figuraban como objetivos estaban agrupados en 10 países: México, Hungría, India, Ruanda, Marruecos, Azerbaiyán, Bahréin, Kazajistán, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

En una serie de respuestas a la investigación, NSO Group aclaró que, aunque vende la licencia, no opera el programa Pegasus ni tiene conocimiento de cómo es usado por sus clientes, pero que estos «están obligados a proporcionarnos dicha información durante las investigaciones», según dijeron en un comunicado.

Fuente : france24.com


Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube