Zenu Radio

A PROPÓSITO de factor humano…

El título de esta reflexión nos lleva a «Henry Graham Greene, conocido como Graham Greene, que fue un escritor, guionista y crítico literario británico, cuya obra exploró la confusión del hombre moderno y trató asuntos política o moralmente ambiguos en un trasfondo contemporáneo».

En sociología, los modales son las normas de conducta que ejecutadas demuestran que una persona es correcta, educada y refinada, y que se usan para exteriorizar el respeto hacia otras personas.

Hace unos días estuve en una institución bancaria de la ciudad haciendo una diligencia y esperando mi ingreso sale a recibir a un joven trabajador de la construcción y cuando le abre la puerta lo encara diciéndole que a esas horas no podía trabajar, que debió haber venido al medio día cuando la entidad no tuviera clientes y empleados a hacer el trabajo programado. La verdad es que le asistía la razón, pero se equivocó en el modo.

El Joven le alcanza a decir que su jefe lo había enviado a esa hora y la respuesta fue «el no manda en el banco», así como otras razones de posición dominante ante una persona que nada tenía que ver con la actitud arrogante de la funcionaria.

Este ejemplo nos lleva a reflexionar sobre la necesidad de reconocer a cada uno la importancia de los distintos oficios que la vida nos lleva a realizar.

Hay que tener buena disposición y sobre todo educación, que son normas de conducta lo que en antaño llamaban la urbanidad de Carreño.

Aparte de eso, me dice Euripides , que eso es reflejo de toda la política de los bancos, la disciplencia con que tratan a los clientes que de manera “objetiva” aplican los procedimientos, en la mayoría de las veces, solo pensando en el factor económico [es su función comercial ], pero sin tener en cuenta algo primordial que debe siempre prevalecer que es el factor humano.

¿Qué es el factor humano en una empresa?

“Es el conjunto de personas, como expresión de factor productivo del trabajo, que está bajo el control de la empresa en una relación directa de empleo; en este caso personas, para resolver una necesidad o llevar a cabo cualquier actividad en la organización.”

Otra pregunta obligada sería si a esos funcionarios se les capacita y se orienta en beneficio y con relación a sus funciones? Cual sería el resultado? Allí entraría a funcionar los recursos en busca de lograr que el talento humano sea aceptable.

“El modelo de «ser o persona racional» propuesto por los economistas neoclásicos, característico de las décadas iniciales del siglo XX, fue rechazado y, por extensión, las conocidas teorías clásicas de la administración, caso de  la teoría de Fayol. Se propone, en su lugar, que el jefe debe ser un líder, y el éxito de la empresa dependerá de que los empleados o subordinados acepten los objetivos que se les propongan».

Lo anterior nos lleva a que el factor humano es importante, que la condición humana debe estar muy presente al momento de valorar a las personas que ejercen cierto grado de autoridad.

Todas las personas que ejercen una profesión u oficio, deben aprender a valorar a las personas con las cuales interactúen sin importar su condición social y el grado de enseñanza.

Lo anterior nos lleva a formar un mundo mejor y ser agradecido con la vida. Ser amable en nada desvaloriza “la importancia” del funcionario, es más, lo enaltece.

Hace unos días en Bogotá, en Buró, la feria que impulsa el emprendimiento colombiano, se presentó un incidente que terminó con la renuncia de un empleado [grata lección de humanidad]dado que su jefe le negó una porción de pizza para un trabajador con el argumento que él no dependía de ella. En mundo vivimos y hasta donde ira llegar tanta mezquindad.

Nota al margen: Celebramos otro día de la Independencia recordando al Padre de la Patria. “La independencia era una simple cuestión de ganar la guerra. Los grandes sacrificios vendrían después… la unidad no tiene precios”.

Doctrina sed vim promovet insitam – La educacion agudiza las facultades innatas. Horacio.