Zenu Radio

 Obligaciones de bancadas y su entorno ético

Obligaciones de bancadas y su entorno ético

Por: William Quintero

Un partido o movimiento político actúa en bancada para promover y facilitar el trabajo en torno a un trabajo político.

Por otra parte «los miembros de las corporaciones públicas elegidos por un mismo partido, movimiento social o grupo significativo de ciudadanos constituyen una bancada en la respectiva corporación. Cada miembro de una corporación pública pertenecerá exclusivamente a una bancada».

Resalta un detalle que valdría la pena hacer la presente reflexión, es cuando la decisión política de un partido hace que su bancada defina una posición sobre un tema legislativo a nivel congreso [ejemplo] por encima de los conceptos personales de sus miembros y me refiero a un tema ético discutible y materia de esa decisión política.

Flaco servicio le hace a la democracia avasallar la personalidad individual de las personas, sujetándolas al vaivén político de la conveniencia del momento.

El fuero interno de los militantes de un partido político debe prevalecer dentro de la libre autonomía de las voluntades, diferente a la disciplina de Partido sujeta a sus  estatutos y al voto programático.

En el reciente debate de moción  de censura a la saliente Mintic, a pesar de la decisión de bancada de algunos partidos en apoyar su gestión, algunos congresistas no obstante de acatar esa decisión, expresado su opinión dentro de su fuero interno y expresaron su opinión sobre el tema central que motivó esa sesión.

Es allí, donde se debe reflexionar en el sentido que debe prevalecer las convicciones en temas no políticos frente a la decisión de ‘arropar’ al funcionario de gobierno.

Resalto la intervención de Gabriel Santos, corta pero precisa y acorde a sus sentimientos íntimos sobre el tema y por fuera de cualquier posición política, cuando expreso: «Elijo la política de los principios. La historia nos juzgará por cuál bien y fielmente cumplimos con nuestro deber, y con nuestras responsabilidades, y no porque tan hábiles fuimos evadiéndolas».

Es por ello, que considero que deben prevalecer las convicciones íntimas ante la conveniencia en asuntos que nada tiene que ver con el trasegar político.

En el tema de votar una moción de censura no debe existir la obligatoriedad de bancada por cuánto se trataría de analizar la actuación individual de un funcionario muchas veces bajo la óptica de sus actuaciones administrativas que deben ser con el mayor cuidado y diligencia en el cumplimiento de sus deberes cómo servidor  público.

La Corte resalta que «la garantía de la objeción de conciencia, esto es, el derecho que tiene toda persona a no ser obligado a actuar en contra de sus convicciones, descansa en el respeto, en la coexistencia de las creencias morales de cada quien y se funda en la idea de la libertad humana como principio fundamental».

Candelaria me dice que eso no aplica en política porque sencillamente no existe conciencia alguna, aunque no es generalizado ese concepto.

La disciplina partidista debe existir en la toma de decisiones trascendentales para la vida nacional y no para defender a funcionarios de gobierno por razones netamente políticas.

La coalición de gobierno debe existir para obtener la aprobación de la política propuesta y ratificada con la elección del Presidente.

Una reflexión necesaria…

Nota al Margen. La Sección Quinta del C.E.  con relación a la inhabilidad para ser elegido como Contralor  de Córdoba unifica la jurisprudencia que permite que un excelente funcionario continúe en sus funciones.

Habeo conscientiam nitidam est habeo non bonam memoriam – Tener conciencia limpia es tener mala memoria-

Zenu Radio