Zenu Radio

Vigilante que se quitó la vida recién había cumplido su sueño de convertirse en abogado

La capital cordobesa quedó conmocionada con el lamentable suceso registrado en las últimas horas, en la Universidad Luis Amigó, ubicada en el norte de la ciudad, donde se quitó la vida Ever Enrique Galeano Mendoza.

El hombre de 42 años, era vigilante en este centro educativo y decidió quitarse la vida con su arma de dotación, hecho que generó gran tristeza entre sus colegas, amigos y familiares.

Galeano Mendoza, había alcanzado su sueño de convertirse en abogado en abril de este año, solo hace algunos meses, por lo que su fatal decisión aún causó más sorpresa.

Lo extraño es que el hombre, quien residía en el barrio Cantaclaro, en el suroriente en la capital cordobesa, nunca mostró signos de depresión, sin embargo, hay versiones que señalan que las deudas lo habrían llevado a tomar la decisión de quitarse la vida.

Ever Enrique, llevaba 17 años prestando sus servicios de seguridad en la Luis Amigó, donde un profesor lo motivó a superarse profesionalmente, lo que le implicó sacrificios, pues tuvo que hacer préstamos y estudiar los códigos en sus turnos laborales.

Los directivos de la institución le brindaron apoyo y finalmente alcanzó su anhelo de obtener el título de abogado, lo que fue considerado como un claro ejemplo de superación y su caso se hizo conocido, por lo que muchos lo admiraban.

El monteriano, era  el mayor de tres hermanos, siempre fue el apoyo de su mamá Gertrudis Mendoza y además era padre de dos hijos quienes hoy lloran su partida, Iván Andrés y Ever Devid, de 22 y 17 años.

Zenu Radio