Zenu Radio

Córdoba en la FILBo 2022: reflexiones de una escritora cordobesa

“Si los colores del río no figuran en los designios del Dios de las aguas”. Raúl Gómez Jattin.

A comienzos del mes de abril, me llegó una invitación, desde la Secretaría de Cultura del Departamento de Córdoba, para participar como panelista en la Feria Internacional del Libro de Bogotá 2022. Esta vez el destino literario me condujo desde las orillas, voces y rumores del río Sinú hasta Bogotá, una ciudad enclavada sobre el altiplano cundiboyacense, gracias al incentivo de la Gobernación de Córdoba bajo la administración del doctor Orlando Benítez y la acertada dirección en la Secretaría de Cultura de Jairo Aníbal Doria, un abogado, comunicador social y gestor cultural que ha llegado para resaltar el panorama cultural de córdoba desde todas sus dimensiones.

Los eventos literarios y culturales, las presentaciones o ferias del libro, como la FILBo, están colmados de días gratificantes para invitados y visitantes, porque ofrecen la oportunidad de presenciar de manera cercana todo un universo que gira fundamentalmente alrededor del tema cultural, literario y de las artes en general.  Es una experiencia indescriptible y personal muy cercana con autores, lectores, académicos, editores, artistas; todos reunidos bajo el techo de una gran ciudad repleta de libros, artes y conocimientos sobre diversas disciplinas.

Con el lema Vuelve para que vuelvas, una alusión a la convivencia, después de dos años de eventos virtuales (2020 y 2021) debido a la situación sanitaria, se realizó La Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo), en su edición 34, la cual inició el 19 de abril y finalizó el 2 de mayo. Una destacada delegación de escritores internacionales y nacionales, académicos, artistas, editores, de diferentes latitudes arribaron a Bogotá para presenciar uno de los más importantes eventos culturales y académicos en habla hispana, teniendo como invitado de honor a la República de Corea. En el pabellón de este país, los asistentes se deleitaron con las producciones de importantes autores coreanos, conferencias y talleres sobre esta cultura, presentaciones musicales y de cine, juegos e ilustraciones para niños y jóvenes y adultos, entre otros.

En FILBo 2022, se dio lugar al reencuentro. Por eso, desde el corazón de Córdoba, Colombia, que es también el de nuestras verdes sabanas salpicadas desde el norte por las aguas del inmenso mar Caribe, vivimos una fiesta de letras, escritores y artistas, donde se desveló el trabajo cultural de los artistas cordobeses durante las dos semanas de feria, porque nuestro departamento llegó pisando firme y descolló (en el stand 101, piso 2, pabellón 6), con una programación variada y una muestra de talentos que despertó el interés de los visitantes posicionándose entre uno de los lugares más concurridos de Corferias.

En este espacio lleno del calor que nos identifica a los caribeños y arrullados por la llovizna bogotana se vivió una programación sobre los siguientes temas:

Conversatorios sobre la gastronomía como herramienta para la construcción de identidad cultural y preservación de saberes ancestrales; la décima en el Caribe colombiano y su proyección universal; presentación de libros y lectura de obras de autores cordobeses; nuevas figuras de la cultura infantil y juvenil; conferencia sobre la Semana Santa en Ciénaga de Oro, declarada patrimonio cultural e inmaterial de la nación; muestras artísticas como la Tuna de Uré y de la banda de Córdoba, tradición y folclor;  muestra sobre el Mapalé. Así mismo, se presentó también un importante ciclo de conferencias con los siguientes títulos: Obras de David Sánchez Juliao y Manuel Zapata Olivella; El imperio de los Zenúes; Análisis de obras de Soad Louise Lakah, “Matríztica y Feminismo”, a cargo del Exembajador de Colombia en Venezuela Germán Bula.

En este escenario tuve el honor de moderar, el día 28 de abril, el conversatorio “Recorrido por la literatura cordobesa”, con tres destacados panelistas: Darío Henao Restrepo, Nelson Castillo Pérez y Mauricio Burgos Altamiranda, quienes abordaron la literatura desde su génesis hasta la actualidad, las diversas etapas, los escritores más representativos y sus aportes literarios a la humanidad, las nuevas voces emergentes en el ámbito literario, el panorama actual de la literatura cordobesa, entre otros temas.

Pero este evento académico no solo transcurrió en Corferias, sino que se extendió a instituciones educativas, universidades, librerías y sitios culturales de Bogotá. En la Bonga del Sinú, ubicada en el parque de la 93, se dio lugar al encuentro: Córdoba, 70 años, sus letras y su cultura, una celebración de los setenta años de vida administrativa del departamento, donde hizo presencia el gobernador y el secretario de cultura y una importante delegación. En este evento se continuó con la presentación de libros y conversatorios sobre el Caribe; recitales, décimas, música de bandas y otras muestras folclóricas que nos identifican. Cabe destacar dentro de este acto el homenaje al mérito literario del escritor de ciencia ficción Antonio Mora Vélez, quien no pudo asistir, pero estuvo presente de corazón.

Los conversatorios, las exposiciones, las muestras folclóricas y artesanales fueron de gran éxito en esta Feria Internacional del Libro de Bogotá. Como expresé al comienzo de este texto, es necesario hacer el reconocimiento a la gestión que viene realizando el Secretario de Cultura Jairo Aníbal Doria y la Gobernación de Córdoba por el apoyo brindado a escritores y artistas, la valoración y proyección de la cultura y literatura del departamento, gestión que no se realiza en otros lares.

Es importante mencionar la tarea de otros actores para la realización de este evento, tales como: el apoyo del maestro Raúl Altamiranda quien acompañó a varios artistas durante las presentaciones, la labor de Oswaldo Suarez Milanés, profesional bibliotecólogo de la Biblioteca de Departamental, quien estuvo a cargo de la promoción de libros de autores cordobeses; a los profesionales Rúber delgado, Hernando Méndez y a todo un equipo de colaboradores del departamento.

También me agradaría citar a todos los exponentes y representantes de la literatura cordobesa que estuvieron en la delegación de nuestro departamento, pero aunados en un todo, se está presente en esta oferta cultural donde estamos consagrando a toda Colombia. En el Stand cordobés, se manifestaron las más importantes obras de nuestros eximios maestros del arte literario, acompañados de una comitiva folclórica, tan representativa de nuestra tierra, que captó la atención de periodistas y medios informativos.

Mil gracias a nombre de la delegación de escritores cordobeses.  Esta fue una excelente ocasión, no solo para rendir homenaje a escritores de tan sólida tradición en el país, sino para proyectar a nuestro departamento como un destino cultural bien organizado y concebido para el pueblo colombiano y para los visitantes que nos acompañaron, provenientes de cualquier lugar del mundo.

Carmen Cecilia Morales Gonzalez

Poeta y narradora de Chinú, Córdoba.