Zenu Radio

EN VIVO

Las claves del mensaje de Petro en la ONU sobre la selva y la droga

Nueva York. Ante la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, en su intervención el presidente de Colombia, Gustavo Petro, insistió en un mensaje que ha reiterado por años, como lo hizo también en la campaña que lo llevó a la Presidencia:  que la guerra contra los narcotraficantes es responsable de la destrucción del Amazonas y que la lucha contra el cambio climático ha sido “hipócrita”.
Petro fue enfático en señalar que la guerra contra las drogas, que lleva más de 40 años, fracasó y dijo que la lucha contra los cultivos ilícitos no puede seguir siendo un asunto que dependa del mercado de las drogas en los países desarrollados.

La irracional guerra contra las drogas

La tesis que defendió el presidente Petro, y que es polémica, es que la lucha contra el narcotráfico, especialmente la fumigación aérea, ha destruido los ecosistemas en América Latina y no ha incidido en el fin del negocio.
En su discurso, el Presidente mencionó la destrucción de selvas de la que han sido responsables los ‘narcos’ (para cultivar una hectárea de coca se deforestan cuatro hectáreas de selva) y el envenenamiento de los ríos por cuenta del uso de los químicos y gasolina en los laboratorios donde se procesa la coca.
El mandatario sostuvo que la culpable de la adicción a las drogas no es la selva, “es la irracionalidad de su poder mundial”.
Petro demandó acabar con “la irracional guerra contra las drogas” y dijo que disminuir el consumo no necesita de guerras, por lo que pidió pensar en menos ganancias y en más amores, en un ejercicio racional del poder.
El presidente Gustavo Petro inició su disertación ante el pleno de Naciones Unidas asegurando: “Mi país no solo es bello, es también violento”.
Para Petro es paradójico que la selva que se intenta salvar es al mismo tiempo destruida, en el sentido de que para acabar con la planta de coca arrojan venenos.
Para el jefe de Estado, destruir la selva, el Amazonas, se convirtió en la consigna que siguen Estados y negociantes, sin importar el grito de los científicos bautizando la selva como uno de los grandes pilares climáticos.

Nada más hipócrita que el discurso para salvar la selva

“Nada más hipócrita que el discurso para salvar la selva. La selva se quema, señores, mientras ustedes hacen la guerra y juegan con ella.
“La selva, el pilar climático del mundo, desaparece con toda su vida. La gran esponja que absorbe el CO2 planetario se evapora”, dijo en la sede de la ONU.
Pero fue más allá al asegurar que “nosotros les servimos para excusar los vacíos y las soledades de su propia sociedad que la llevan a vivir en medio de las burbujas de las drogas. Les ocultamos sus problemas que se niegan a reformar”.
“Mientras dejan quemar las selvas, mientras hipócritas persiguen las plantas con venenos para ocultar los desastres de su propia sociedad, nos piden más y más carbón, más y más petróleo para calmar la otra adicción: la del consumo, la del poder, la del dinero”, fue el mensaje que envió desde Nueva York.
Además: Ante el pleno de la ONU, Petro preguntó: ¿Qué es más venenoso para la humanidad, la cocaína, el carbón o el petróleo?

Y él mismo respondió que “el dictamen del poder” ha ordenado que la cocaína es el veneno y debe ser perseguida, así ella solo cause mínimas muertes por sobredosis, y más por las mezclas que provoca su clandestinidad dictaminada.
Mientras que dijo que el carbón y el petróleo deben ser protegidos, así su uso pueda extinguir a toda la humanidad.
Para el mandatario colombiano,“no es la selva la culpable”, sino que la culpable es su sociedad educada en el consumo sin fin, en la confusión estúpida entre consumo y felicidad que permite, eso sí, que los bolsillos del poder se llenen de dinero.
“La culpable de la adicción a las drogas no es la selva, es la irracionalidad de su poder mundial”, reseñó el presidente colombiano, el quinto en intervenir ante el pleno de la ONU.
Tras esto habló de la lucha contra las drogas. Dijo que ha durado 40 años y que si no se corrige el rumbo y esta se prolonga otros 40 años, Estados Unidos verá morir de sobredosis a 2’800.000 personas.
“La guerra contra las drogas ha fracasado. La lucha contra la crisis climática ha fracasado”, dijo.
Y enseguida hizo un duro reclamo: “Yo les demando desde aquí, desde mi Latinoamérica herida, acabar con la irracional guerra contra las drogas. Disminuir el consumo de drogas no necesita de guerras, necesita que todos construyamos una mejor sociedad”.
Les pidió pensar en menos ganancias y en más amores, en un ejercicio racional del poder.
Tras esto señaló que el desastre climático nos llena de virus que pululan arrasándonos, mientras que “ustedes hacen negocios con las medicinas y convierten las vacunas en mercancías”. Agregó que el Frankenstein de la humanidad está en dejar actuar el mercado y la codicia sin planificar. Solo cambien deuda por vida, por naturaleza. Les propongo y los convoco a América Latina para ello, dialogar para acabar la guerra

Para Petro, el desastre climático, que matará centenares de millones de personas, no lo produce el planeta, lo produce el capital. Destacó que esto está relacionado con el consumo y con el uso del carbón y el petróleo.
Es por ello que propuso acabar “la guerra contra las drogas y permitir que nuestro pueblo viva en paz” y en ese sentido convocó a toda América Latina en este propósito.
Pero también convocó a salvar la selva amazónica integralmente con los recursos que puedan destinarse mundialmente a la vida.
En ese camino planteó que si no tienen la capacidad para financiar el fondo de la revitalización de las selvas, podrían reducir la deuda externa para liberar espacios presupuestales y con ellos realizar la tarea de salvar la humanidad y la vida en el planeta.
“Solo cambien deuda por vida, por naturaleza. Les propongo y los convoco a América Latina para ello, dialogar para acabar la guerra. No nos presionen para alinderarnos en los campos de la guerra. Es la hora de la paz”, dijo.
El mandatario colombiano igualmente señaló que desde América Latina, “convocamos a Ucrania y Rusia a hacer la paz”.

(El Tiempo)

Zenú Radio