Zenu Radio

EN VIVO

Así serían las deformaciones de seres humanos en el año 3.000 por el uso del celular

EE.UU. Cuando Ridley Scott y Robert Zemeckis pensaron en el futuro, lo imaginaron con carros y patinetas voladoras, hologramas colosales que interactuaban con los ciudadanos y zapatillas que se ajustaban al cuerpo; sin embargo, no sospecharon de la evolución; de los cambios que generarían las nuevas tecnologías en los cuerpos de los seres humanos; de las transformaciones genéticas que tendrían los hombres y mujeres del futuro para adaptarse a un nuevo mundo.

No obstante, en Wall-E, el director Andrew Stanton, se atrevió a pensar en los seres humanos del futuro: seres de extremidades pequeñas, con sobre peso y brazos apenas útiles para controlar los equipos tecnológicos, que debido a su alimentación basada en comida artificial y su estilo de vida sedentario, modificaron sus cuerpos para adaptarse a una realidad distópica, ¿o no?

Las modificaciones de los seres humanos en el año 3.000

Un grupo de expertos, consultados por la compañía de telecomunicaciones TollFreeForwarding, le explicaron detalladamente a la empresa cuáles serían las modificaciones del cuerpo humano en el próximo milenio como consecuencia del uso de celulares, computadores y tabletas electrónicas. Con la información recogida, la compañía diseñó un modelo en 3D que bautizó como “Mindy”, con el cual dejó en evidencia las transformaciones en partes como ojos, manos y columna a causa del uso de nuevas tecnologías.

  Dentro de imágenes que arrojó Mindy se pueden observar las modificaciones corporales que tendrían los hombres y mujeres del futuro, como: cráneos más gruesos para la protección de las ondas inalámbricas; segundos párpados para evitar afectaciones en los ojos a causa del brillo y los rayos que emiten los dispositivos móviles; columnas vertebrales con jorobas; dedos y codos rígidos; musculatura del cuello más robusta y corta.

Las consecuencias en la salud de los seres humanos por cuenta del uso excesivo de los celulares y computadores no solo se traducen en afecciones como el Síndrome de Túnel Carpiano, que repercuten en la movilidad de la mano y en malestares en la muñeca; o en el denominado“cuello tecnológico”, que se reconoce por los constantes dolores en el cuello y la cabeza por las posturas al utilizar estos elementos tecnológicos. Las tabletas electrónicas, los computadores y los celulares podrían estar generando una serie de cambios en la morfología de los seres humanos como respuesta a su uso continuo.

A lo largo de la historia los seres humanos evolucionaron conforme a las necesidades, remplazando algunas características como el exceso de bellos, la postura encorvada y el tamaño del cráneo o de los pies, debido al cambio en el ambiente y las condiciones en las que habitaban. Este proceso, a pesar de tardar varios miles de años, se sigue desarrollando a causa de las nuevas conductas que mantiene la especie.Haciendo de las transformaciones genéticas un mecanismo de adaptación.

Foto del avatar

Zenú Radio