Zenu Radio

EN VIVO

Cinco cosas que pasarán en tránsito

 


Por Francisco España*

El 2022 ya está en su recta final, pero lo que se viene ya está sobre la mesa y no hay que ser un genio en derecho de tránsito para darnos cuenta que se vienen cambios profundos gestionándose desde hace tiempo, donde algunos serán acelerados por la nueva visión del gobierno de izquierda.

PRIMERO: Se replanteará una nueva visión del SOAT, ya el Gobierno lo anunció y evidentemente es una solución rápida populista, que para los estudiosos del tema no debe ser tomada a la ligera; si bien es cierto existe una evidente evasión al pago del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, el hecho que se haga más accesible no significa que la cultura del no pago e irresponsabilidad mejore de la noche a la mañana, pero digamos que el 50% de descuento para algunos sectores será tomado como avance, realmente hay problemas más complejos para dar por sentada la situación como superada.

SEGUNDO: Se actualizará la normativa en tránsito, pues con más de 20 años de atrasos es un cambio que todos hemos esperado, que es justo y necesario, mal podríamos quedarnos rezagados con los avances tecnológicos y las nuevas dinámicas sociales que también permean la movilidad, tenemos nuevos actores viales y circunstancias que obligarán al legislador a tener en cuenta en el desarrollo de nuevas visiones de lo que se desprende de la temática, accidentes de tránsito, responsabilidad penal, administrativa, civil, derecho al trabajo y acceso al debido proceso.

TERCERO: Se viene gestando la idea de la licencia por “puntos” como en muchos países europeos, básicamente funciona descontando puntos teniendo en cuenta la gravedad de la contravención lo que nos sumerge en un juego delicado de restas hasta llegar a cero, lo que sería la cancelación de la misma, un tema que en Colombia no tendrá gran acogida por la cultura infractora y corrupta de muchas instituciones, se cotizarán las dádivas y se volverá extremadamente corrupto el sistema, uno que de por sí ya está vuelto una etcétera.

CUARTO: Las políticas de control a la accidentalidad serán mucho más fuertes y contundentes, las estadísticas se están saliendo de control, siguen aumentando los fallecidos producto de esta apocalíptica cantidad de accidentes de tránsito, si realmente queremos una Colombia Humana, los cambios en este terreno no se harán esperar pues estamos a punto de recibir una de las estadísticas más desastrosas en Colombia sobre fallecidos y lesionados en vía.

QUINTO: La tecnología será cada vez más apreciada en tránsito, con esto no me refiero a los vehículos autónomos Tesla, hago referencia a la utilización de plataformas web, Apps y dispositivos tecnológicos para las facilitaciones de labores operativas como también administrativas, hay sentencias que están por salir que gestan en la Corte Constitucional, como por ejemplo la demanda de inconstitucional a la Ley 1843 del 2017 en lo que se refiere a la exclusividad de la asistencia virtual en fotomultas, cuando debe ser para TODOS LOS ACTORES, así mismo los conductores gozarán de nuevas herramientas para gestionar sus “choques simples” en que el mercado asegurador también apostará muchísimo, sin duda se vienen nuevas propuestas.
Nos esperan muchos cambios, pero sobre todo nuevas propuestas que no pueden ser asumidas como beneficiosas, pues por experiencia el legislador tiene una extraña tendencia a favorecer a conglomerados empresariales (dueños de concesiones de fotomultas, parqueaderos, grúas, slianzas temporales que manejan tránsitos, sector asegurador) cada vez que le toca regular la materia, solo diré… atentos.

*Abogado litigante, columnista digital, profesor, conferencista, escritor en tránsito y seguros.

Foto del avatar

Zenú Radio