Zenu Digital

Petro pide a la Fiscalía reabrir casos del proceso por Odebrecht tras acuerdo del Grupo Aval con EE. UU.

El debate por las investigaciones de la Fiscalía sobre el caso Odebrecht en Colombia están en el centro de la discusión del presidente de la República, Gustavo Petro, quien este martes le volvió a poner la lupa a esos procesos que (a su juicio) no han avanzado en la justicia.

De ahí que el jefe de Estado le pidió al ente acusador “reabrir” los folios sobre los presuntos sobornos del consorcio constructor de la Ruta del Sol, el contrato que destapó la olla de la corrupción de la empresa brasileña en el país. No obstante, hay investigaciones que siguen abiertas.

La solicitud del mandatario es clara. Petro le reclama “respetuosamente a la Fiscalía, reabrir los casos, si es necesario, del proceso de Odebrecht – Aval y hallar los destinatarios de los sobornos”.

El requerimiento del presidente llega justo una semana después de que el Grupo Aval aceptara pagar una millonaria multa ante la justicia de Estados Unidos, donde también hay abiertas investigaciones que indagan los múltiples casos de sobornos de la compañía en varios países de Latinoamérica, como Brasil y México.

Petro instó a que “los contratos entre Corficolombiana y el Estado colombiano deben ser revisados, comenzando por el contrato de estabilidad jurídica a la luz de la ley colombiana”.

Ese contrato en cuestión fue firmado en diciembre de 2012 e hizo un ajuste en las condiciones de aplicación del contrato inicial para la construcción de esa carretera.

Además, Petro reclamó que los ciudadanos extranjeros que “incurrieron en delitos en Colombia gozan de total impunidad Odebrecht no ha pagado un peso de las multas impuestas en Colombia”.

El presidente lleva varios días sosteniendo la hipótesis de que los procesos ante la justicia por Odebrecht no han avanzado, incluso culpó al exfiscal Néstor Humberto Martínez por esas posibles demoras.

En ese intento por ponerle el acelerador a las investigaciones de posible corrupción por ese caso, el jefe de Estado instó a la Cancillería a “utilizar todos los mecanismos de colaboración jurídica con los gobiernos de los Estados Unidos y de Brasil para establecer los daños y las reparaciones que la confesión del grupo Aval genera al Estado colombiano”.

Este caballito de batalla del jefe de Estado no es nuevo. Petro, en sus tiempos como congresista opositor, encabezó debates de control sobre el caso Odebrecht. Sin embargo, el presidente decide hacer hincapié en este proceso justo cuando se conoce información sobre el apoyo que recibió su aspiración presidencial de parte de un narcotraficante en Casanare.

Noticias relacionadas