Zenu Digital

Crisis aviar: el mundo frente a los nuevos riesgos de la gripe H5N2

La gripe aviar H5N2, una variante altamente patógena de la influenza aviar, ha resurgido con preocupantes implicaciones para la salud humana. Tradicionalmente conocida por afectar aves de corral y aves silvestres, este virus ha mostrado recientemente su capacidad de infectar a humanos, elevando el nivel de alarma.

El 5 de junio de 2024, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó el primer caso de infección humana por H5N2 en México. El paciente, que falleció, presentó síntomas graves y estuvo postrado en cama durante tres semanas antes de ser diagnosticado. Este evento ha subrayado la capacidad de H5N2 para cruzar la barrera de especies, lo que incrementa la necesidad de vigilancia y respuesta rápida ante nuevos brotes.

La gripe aviar H5N2, un problema de salud pública

El virus H5N2 ha sido responsable de varios brotes significativos en la última década. En 2015, una epidemia en Estados Unidos resultó en la muerte o sacrificio de más de 50 millones de aves, principalmente pollos y pavos, para contener la enfermedad.

Este brote causó enormes pérdidas económicas y subrayó la alta patogenicidad del virus​. La propagación del virus ha llevado a medidas drásticas, incluyendo la cuarentena y la mejora de las prácticas de bioseguridad en las granjas avícolas.

Diversos estudios han investigado la propagación y el control del H5N2. Investigadores de la Universidad de Maryland han destacado la necesidad de una colaboración internacional para mejorar la vigilancia y la respuesta a los brotes de gripe aviar.

Además, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos han reforzado sus esfuerzos para asegurar que los productos avícolas y lácteos sean seguros para el consumo humano. La pasteurización ha demostrado ser efectiva para inactivar el virus en productos lácteos, pero la vigilancia constante es esencial​.

Los riesgos de la gripe aviar H5N2

La capacidad del H5N2 para infectar a humanos plantea serias preocupaciones de salud pública. Los síntomas en humanos pueden variar desde infecciones respiratorias leves hasta enfermedades graves que pueden resultar fatales.

La OMS y otras organizaciones de salud global están monitorizando de cerca la situación y recomiendan medidas preventivas, como evitar el contacto con aves infectadas y seguir prácticas adecuadas de higiene.

El resurgimiento de la gripe aviar H5N2 y su capacidad para infectar a humanos requiere una vigilancia estricta y una respuesta coordinada a nivel mundial. La cooperación entre agencias de salud, instituciones de investigación y la industria avícola es crucial para mitigar los riesgos y prevenir futuras infecciones. La concienciación pública y la implementación de prácticas de bioseguridad mejoradas son esenciales para contener esta amenaza emergente.

Noticias relacionadas