Zenu Radio

Indígenas, me dejan dudas

Muchos me van a criticar por esta columna, las negativas me las guardo para mejorar si son con fundamento de edificación y los que me entiendan muchas gracias.

Pero, en un país democrático social de derecho la libertad de expresión se constituye un derecho social inalienable.

Hace unos años, cuando aún no era profesional, admiraba solucionar los conflictos por la vía de hechos. En mi pueblo, Puerto Escondido con muchos jóvenes bloqueamos vías, destrozamos oficinas, fundamos barrios invadiendo tierras y muchas cosas que el pueblo conoce. Hoy entiendo que no era la forma de solucionar conflictos.

Recuerdo que una vez, intentamos bloquear la vía Monteria-Arboletes. Para movilizar 300 personas a un trayecto de 16 kilómetros no tuvimos cómo hacerlo porque nos costaba mucho dinero, agua, comida, trasporte equipos de primeros auxilios y gastos de logística.

Estoy de acuerdo con las manifestaciones pacíficas, porque el pueblo es soberano, pero sin destrozar lo que ha costado construir.

Las manifestaciones son constitucionales y tiene sus protocolos en la Ley, y hay que cumplirla. Llamé a un gobernador indígena y le pregunté cuánto valía llevar 11 mil indígenas del Cauca a Bogotá, durante un mes, me decía que, por económico, vale un millón por persona.

En tanto, se gastarían once mil millones de pesos en la famosa Minga. Me pregunto: ¿De dónde sale esa plata?

Existen dos hipótesis, la primera es que ellos tienen autonomía territorial y presupuestal de los giros que le hace el gobierno por salud y educación, entre otros, y esa plata se la gastan en lo que ellos quieran sin que las autoridades de control lo investiguen, puede estar usando esos recursos.

La segunda hipótesis es que pueden estar financiados por grupos de narcotráfico y terroristas que buscan desestabilizar el país. Que las autoridades investiguen, si es que los indios los dejan. Pero he leído mucho el compendio de legislación de minorías étnicas y raciales en el que  el Gobierno a los indígenas lo ha privilegiado en muchas cosas.

No pagan impuestos a la tierra, no declaran renta, no tributan de ninguna forma, tienen tierras sin comprarlas, salud y educación que la convierten en un mercado. Por ejemplo, en Córdoba consigues una beca indígena con un millón de peso, es el pan de cada día.

Cada vez quieren más, con el cuento que los españoles se las quitaron y la madre tierra les pertenece con ese cuentico llevan más 15% del territorio nacional.

En algunos casos, donde hay indígenas hay violencia. A muchos les gustan andar armado y trabajan poco. Tienen hasta 15 mujeres los caciques y las tienen a dedo. El que no me crea que vaya a la Alta Guajira o al Cauca y lo confirme: obligan a sus mujeres a trabajar como la esclavitud.

En la vía Popayán-Cali, después de las 6:00 de la tarde nadie transita. Al igual que la Alta Guajira son un peligro muchos indígenas. Ahora no generalizo, pero sí, gran parte de ellos tienen esta conductas, los mayores cultivos de Coca están en los territorios indígenas, prueba que les guata la vida fácil. Ejemplo en nuestro departamento se dice que los cultivos de coca están en el Alto Sinú donde en algunas zonas habitan indígenas Emberá Katío.

Me pregunto ¿existe algún indígena que le halla aportado a la ciencia, conocimiento científico, que halla sobresalido en representación de nuestro país, que sea un orgullo nacional, pero que sea nativo? Nada, porque les gustan pedir, ni estudian, ni trabajan.

En Bogotá existen Club Nocturnos donde todos es estudiantes indígenas becados van es a tomar y fumar, el que no me crea que suba a Chapinero en la 63 con 14. Pocos son los que terminan sus estudios.

Estos derechos también están para las comunidades afro, pero todos los afros, en su mayoría, se destacan en un deporte o son profesionales y buscan su autosotenibilidad. ¿Quien no ha tenido un profesor chocoano? Todos se han dedicado a educar a este país, pero con los indios no se ha podido, lo triste de esto es que ellos no trabajan y viven de los impuestos que nosotros pagamos.

Piden dialogo con el Gobierno, pero con los indígenas no se puede negociar, siempre quieren que sus decisiones sean unilaterales y así no se puede, de lo contrario toman la vía de hecho expropiando tierras y empresas, como amo y señor nuestro.

Usted no encuentra ninguna actividad agrícola desarrollada, a gran escala, en territorios indígenas. Pero los invito a que vengan a la zona costanera de Córdoba que es puro afrodescendientes para que vea cómo se cosecha comida legalmente.

En Córdoba, uno de los municipios al que más plata le llega es Tuchín y es el más pobre, porque los caciques obligan aún a los indígenas hacer dependientes de ellos a las buenas o a las malas, pero no crean que su arma es solo el bastón y la hechicería les aseguro que se esconde algo más grande y peligroso.

Pero es lógico que detrás de algunos grupos indígenas hay una ideología política mediocre, que busca acomodarse y sacarle provecho a estas manifestaciones como son los políticos de izquierda.


Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube