Zenu Radio

Mi familia, mi empresa

La Familia fue la primera institución creada en la tierra por Dios. Según la sociología una Institución es una categoría social que, basada en un complejo de normas válidas y aceptadas por grandes grupos, se estructura tomando carácter orgánico y permanente a fin de satisfacer alguna de las necesidades del macrogrupo social.

En la mayoría de los casos se integran dentro del grupo jurídico general. Las instituciones más características son el Estado, el gobierno, la organización religiosa, la familia y los complejos educativos (escuelas y universidad).

No nos equivocamos al pensar que la familia fue la primera empresa creada. Y como toda empresa cada quien debe hacer lo que le toca.

En esta ocasión quisiera hacer algo así como un manual de Funciones resumido para la familia según la biblia. Comencemos con papá:

  1. Papá es la cabeza espiritual de la familia

Josué como padre y líder de familia un día hizo un reto a todas las familias de Israel, escoger serle fiel a Dios o no, sin embargo, da entender claramente cuál es la decisión de su familia (yo y mi casa serviremos a Jehová).

Josué 24, 15: “Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová”.

Me gusta pensar que en cada familia papá siempre es el encargado de recordarnos lo bueno y a guiarnos a hacer lo correcto. Lamentablemente no siempre es así.

  1. Con la ayuda de su esposa papá estaba a cargo de la educación espiritual y secular de sus hijos. Dios le dio esta orden a los padres y la biblia lo relata de la siguiente manera:

Deuteronomio 6, 7: “Y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes”.

Que importante es ver también a papá ayudar a los hijos a realizar tareas académicas básicas y sobre todo sacando tiempo para aconsejar a sus hijos.

  1. El padre estaba a cargo de la disciplina sabia y amorosa de sus hijos

Proverbios 13, 24: “El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige”.

El padre corregía a su hijo, por eso era un ejemplo piadoso.

  1. Se preocupaba mucho por la provisión de su familia

1 Timoteo 5, 8: “Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo”.

Es cierto que un hombre debe respetar y honrar a sus padres, pero también es cierto que ese hombre debe proveer mayormente para su familia más próxima (esposa e hijos).

  1. Era defensor de los derechos de sus hijos en una corte legal

Deuteronomio 22, 13-14: “Cuando alguno tomare mujer, y después de haberse llegado a ella la aborreciere y le atribuyere faltas que den que hablar, y dijere: A esta mujer tomé, y me llegué a ella, y no la hallé virgen”.

Deuteronomio 22, 15: “Entonces el padre de la joven y su madre tomarán y sacarán las señales de la virginidad de la doncella a los ancianos de la ciudad, en la puerta”.

Deuteronomio 22, 16-19: “Y dirá el padre de la joven a los ancianos: Yo di mi hija a este hombre por mujer, y él la aborrece; y he aquí, él le atribuye faltas que dan que hablar, diciendo: No he hallado virgen a tu hija; pero ved aquí las señales de la virginidad de mi hija. Y extenderán la vestidura delante de los ancianos de la ciudad. Entonces los ancianos de la ciudad tomarán al hombre y lo castigarán. Y le multarán en cien piezas de plata, las cuales darán al padre de la joven, por cuanto esparció mala fama sobre una virgen de Israel; y la tendrá por mujer, y no podrá despedirla en todos sus días”.

Como podemos ver, el encargado de responder como abogado por sus hijos era el padre, no evadía ninguna responsabilidad y mucho menos se hacia el de oídos sordos antes los problemas de los hijos.

¿Y qué hay de Mamá?

  1. Ayudar en la crianza de sus hijos.

Proverbios 30, 17: El ojo que escarnece a su padre, Y menosprecia la enseñanza de la madre, Los cuervos de la cañada lo saquen, Y lo devoren los hijos del águila”.

Por ejemplo, en algún momento de la historia había un rey que necesitaba el consejo de su madre. No importaba la posición de Rey, él necesitaba el consejo de madre.

Proverbios 31,1 -4: Palabras del rey Lemuel; la profecía con que le enseñó su madre. ¿Qué, hijo mío? ¿y qué, hijo de mi vientre? ¿Y qué, hijo de mis deseos? No des a las mujeres tu fuerza, ni tus caminos a lo que destruye a los reyes. No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes beber vino, ni de los príncipes la sidra;

Proverbios 31, 5-9: No sea que bebiendo olviden la ley, y perviertan el derecho de todos los afligidos. Dad la sidra al desfallecido, y el vino a los de amargado ánimo. Beban, y olvídense de su necesidad, y de su miseria no se acuerden más. Abre tu boca por el mudo. En el juicio de todos los desvalidos. Abre tu boca, juzga con justicia, y defiende la causa del pobre y del menesteroso”.

Entre los consejos de esta madre se destacan:

  1. No te dejes llevar por tus pasiones
  2. No bebas vino (¡deja ese vicio!)
  3. No seas un amargado, se feliz
  4. Se justo, no abuses de tu poder

Por otro lado, la carta a los efesios muestra algunas recomendaciones generales muy apropiadas para que nuestra familia se comporte como una empresa: Efesios 5, 21: “Someteos unos a otros en el temor de Dios”.

Cuando dice “Unos a otros” se refiere a que cada quien haga lo que le toca.

Para ellas

Efesios 5, 22: “Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor”. No como ellas quieren. SINO COMO AL SEÑOR

Efesios 5, 23-24: “Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo”.

Para ellos

Efesios 5, 25: “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella”.

Es decir, si a la mujer se le exige, al hombre se le exige MAS (Amar a su esposa como Cristo amo a la Iglesia ¡qué grande reto!) Ser un buen esposo, NO ES TAN SENCILLO.

Efesios 5, 26: “Para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha”.

LO QUE YO HAGA PARA MI ESPOSA ES PARA MI PROPIO BENEFICIO (al fin y al cabo, el que se lleva los elogios por tener una bella esposa es el esposo “él tiene el corazón de ella”.

Efesios 5, 28-30: “Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia, porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.

Efesios 5:31: Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Grande es este misterio; más yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia. Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido”.

ES UNA CONDICIONAL: Si Él la ama….entonces ELLA: Respete a su marido.

Para los hijos

Efesios 6, 1: “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra. Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor

Todos hemos visto como empresas caen en la quiebra y fracasan en sus objetivos porque alguien no cumplió con su función en la empresa, así mismo muchas familias se han destruido y han fracasado por lo mismo, alguien no hizo lo que le tocaba. ¡Dios nos guarde y podamos llevar a nuestra familia al éxito! En conclusión, hagamos lo que nos toca.


Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube