Zenu Radio

Técnicas de estudio para obtener un mejor nivel de aprendizaje en los niños y niñas

Existen estrategias o técnicas para abordar las diferentes fases o etapas del estudio, desde técnicas para tomar mejores apuntes, para mejorar la comprensión y la lectura, para sintetizar o resumir aquello que tenemos que estudiar, para memorizar, e incluso para organizar y planificar tu tiempo de estudio.

Existen una variedad de técnicas de estudio para tener en cuenta y llevarlas a la práctica:

Subrayar lo importante: Este es uno de los métodos de estudio más conocidos. Debes destacar las partes más significativas del texto usando colores, un resaltador, plumones, etc. Antes de realizar el subrayado debes leer y comprender el texto.

Realizar tus propios apuntes: Se trata de resumir lo más importante con nuestras propias palabras para así recordarlo. Tener en cuenta que no se debe dejar fuera ningún dato clave.

Mapas mentales: Esta es una técnica muy efectiva sobre como estudiar mejor. Un mapa mental resume y organiza nuestras ideas. Si lo hacemos bien, puede ahorrarnos muchas horas de estudio.

Estudiar es una parte importante del aprendizaje, ya que no solamente nos facilita el conocimiento de los temas que debemos conocer, sino que también nos ayuda a tener un mejor rendimiento y resultados.

Fichas de estudio: Esta técnica es útil usarla en materias que incluyan el uso de números o aprender otro idioma.

Esquemas: Un esquema supone la representación jerárquica de un texto, de la forma más concisa posible, destacando las ideas principales y secundarias, así como su estructura lógica (subordinación entre lo principal y lo secundario).

Estudiar en voz alta: Cuando necesitamos aprender un discurso o algo que deseamos decir, muchas veces lo practicamos en voz alta, pues nos ayuda a memorizarlo y recordar los puntos más importantes. Esto mismo aplica para el momento de estudiar: al repetir en voz alta lo que estamos leyendo o tratando de aprender, se nos facilitará más el recordarlo después.

Tarjetas didácticas o con dos caras: Conocidas también como flash cards o tarjetas de memoria, las tarjetas didácticas o con dos caras nos ayudan a estudiar de una forma divertida y más dinámica, y además son muy fáciles de hacer. Podemos comprar tarjetas similares a las que se usan en las fichas de estudio, o bien, hacer propias cortando papel o cartulina del tamaño que deseemos.

Organizar el tiempo para estudiar: Las técnicas de estudio no solamente consisten en usar pequeños trucos para memorizar mejor lo aprendido, sino también, de saber manejar y administrar el tiempo que dedicaremos a ciertos temas. Es importante definir los horarios y el tiempo que estaremos estudiando, y así no se vuelva algo agobiante. Organizar el tiempo para estudiar es un primer paso muy necesario para poder hacerlo de una forma más efectiva. Es importante no querer aprenderlo todo en una sola tarde, y mejor.

En conclusión, se puede decir que las técnicas de estudio se adquieren con la práctica y con el paso del tiempo, siendo fundamentales para aprender a aprender. Son un conjunto de herramientas y un poderoso recurso para todo estudiante.

Aprender a dominarlas permitirá estudiar más en menor tiempo, en cualquiera de los niveles académicos. Las técnicas de estudio son grandes aliadas a lo largo de toda la vida académica de estudiantes y profesionales, gracias a ella  se podrán comprender con mayor profundidad los contenidos y optimizar los tiempos.

Y finalmente, una técnica de estudio es simple y sencillamente tener espacios de descanso. Después de haber estudiado, es importante hacer pausas, ya sea cambiando de actividades o retomándolo hasta el día siguiente, en lugar de haber estado todo el día estudiando sin parar y sin dar tregua a la mente para relajarse. Al releer lo aprendido después de haber descansado, podrá incluso memorizarse de forma más efectiva y con mayor atención o interés.

Columnista: Candelaria Romero, especialista en Pedagogía.

Asociación Niños De Papel