Zenu Radio

 Candidatura conservadora

Foto: Semana

Candidatura conservadora

La decisión oficial del Partido Conservador Colombiano que de manera unánime y con el apoyo total de la bancada eligió al  Senador David Barguil Assis como su candidato, nuestro candidato y de todos los militantes del partido conservador y con el arropaje como base del caribe colombiano, merece toda consideración ante el hito histórico de nuestra colectividad de ofrecer un candidato joven y esperanza de las nuevas generaciones hacia un futuro prometedor.

Durante el ejercicio de la presidencia del Partido Conservador fue catalogado como un líder innato que combinaba la política con la ciencia. Su labor como congresista y preocupado siempre por temas sociales y económicos lo vieron brillar en el panorama nacional.

El beneplácito como fue recibido su nombre como candidato a la presidencia por un partido sólido y convencido de sus ideales, le auguran éxitos a pesar de su juventud pero tiene todo la experiencia para conocer los problemas del país, sus soluciones y sobre todo poder estar a tono con el clamor popular.

La política es el instrumento necesario para establecer un orden dentro de los principios de autoridad necesarios para lograr el desarrollo.

La política deber ser decente, lo decía Enrique Gómez Hurtado al referirse a ese término que proviene del latín “decet” que significa sentar bien, parecer bien. Que lleva un compromiso moral de que el parecer y el ser sean una sola cosa.

“Si le devolvemos la decencia a la política recuperamos nuestra esperanza, nuestra capacidad  de proponer y realizar, nuestra facultad de construir un futuro como el que se nos propuso y tanto tarda en llegar.” [1993]

Es por ello que ante la propuesta y la apuesta del Partido Conservador en las próximas elecciones presidenciales de una figura nueva que encarne lo nuevo en la política, airea el panorama nacional.

David Barguil es decente.

“Conmigo el Partido Conservador retomará su vocación de poder” dijo el candidato Barguil y eso tiene una explicación simple que es la de retomar el cauce perdido y pensar que a través de las ideas conservadoras se pueda lograr que una verdadera alternativa de poder.

Álvaro Gómez decía en 1985 que “en Colombia había mucho conservatismo pero poco Partido Conservador”, es por ello, que debemos propiciar ese cambio para lograr el fortalecimiento institucional del partido como fuerza no que decida sino que elija.

Esta reflexión conlleva a establecer que estamos ante una responsabilidad con la historia política del país y con las nuevas generaciones que requerían la necesidad de un cambio profundo en la manera de hacer política con buenas costumbres y prácticas reguladoras.

El futuro, hoy es el presente.

Nota al margen. Córdoba está atravesando un periodo histórico con presencia a nivel nacional. Debemos ser solidarios y mantener la unidad regional.

Cursus honorum – La carrera política durante la República Romana-

William Quintero

Abogado egresado de la Universidad Libre de Bogotá. Cuenta con una firma de más de 40 años de experiencia, 21 años como conjuez de los Tribunales Superior, Sala Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura, Tribunal Administrativo de Córdoba; Reconocimiento en el año 2020 por su aporte como Juez, por más de 20 años; presidente del Instituto de Derecho Administrativo de Córdoba; miembro fundador y Consejo Directivo del Colegio Colombiano de Abogados Administrativo.

Asesor en varios municipios de Córdoba, Defensor Público en la rama del derecho administrativo en Córdoba, y asesor de la Gobernación de Córdoba en la Comisión de Delimitación con el departamento de Antioquia.

William Quintero