Zenu Radio

Joven embarazada y su bebé murieron en una clínica de Montería

A través de nuestra línea 324-455-6165 nos llegó una denuncia ciudadana en la cual nos cuentan, en exclusiva, un caso de una presunta negligencia médica en una importante clínica de la ciudad de Montería.

 

El pasado 12 de febrero, Samayra Carcamo González habría ingresado a las instalaciones de la Clínica La Esperanza con poco más de 30 semanas de embarazo. Allí fue atendida por el personal, quienes la dejaron en observación debido a fuertes dolores en el vientre y la cadera.

 

Hasta acá todo bien. Sin embargo, los familiares de Carcamo González detallan que el ginecólogo no la habría valorado de forma oportuna, presentándose 2 días después, a pesar de que era una gestante de alto riesgo por sus antecedentes de historia clínica.

 

“La valora medicina general esa tarde le orden exámenes y la deja en observación para valoración por ginecólogos, esa noche no pasó el Ginecólogo, el domingo tampoco y hasta el día lunes es que la valora otro ginecólogo y al ver la historia clínica le dice que la programa para cesaría el día martes”.

 

Además, cuentan, el profesional de la salud le habría suministrado un medicamento para la maduración de los pulmones del feto.

 

Al día siguiente de su revisión tuvo que ingresar de emergencia al quirófano para realizar una cesárea, donde presentó complicaciones que devinieron en un paro cardiorespiratorio.

 

“Al día siguiente la pasan a cirugía a eso de o de la mañana para cesárea y ya pasado las 11 no salía de quirófano, luego salen con el bebé para la UCI pediátrica porque según no respiraba bien, no lloraba, nosotros los familiares estábamos preocupados y como a ala 11 y 30 salen con ella en una camilla ella alcanza a decirnos que estaba muy mal que se estaba muriendo”.

 

Luego de las complicaciones, los familiares duraron dos días para realizarle una tomografía, pues aún no tenían un diagnóstico claro para aplicar el tratamiento adecuado.

 

A raíz de lo sucedido, Samayra se le diagnosticó muerte cerebral el 18 de febrero y al día siguiente falleció su bebé, que permanecía en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales.

 

Finalmente, la mujer murió en horas de la mañana de ayer jueves 3 de marzo y el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía, hizo presencia en el sitio en horas de la noche para trasladar el cadáver a Medicina Legal y realizar la respectiva inspección.

 

Ante esta situación, queda un sinsabor por los descuidos institucionales que surgieron en la atención de la paciente y los procedimientos que le realizaron que le costaron la vida a ella y su bebé.

“Queremos que se haga justicia no sabemos que paso ese día en ese quirófano”.

Zenu Radio