Zenu Digital

Las primeras muestras del lado oculto de la Luna ya están de regreso a la Tierra con la sonda china Chang’e-6

El módulo ascendente de la sonda Chang’e-6 de China despegó de la superficie lunar este martes, transportando las primeras muestras que se traerán a la Tierra recogidas en la cara oculta del satélite.

El módulo ascendente ha entrado en una órbita preestablecida alrededor de la Luna, dijo la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA), citada por Xinhua.

La sonda Chang’e-6, que comprende un orbitador, un módulo de aterrizaje, un módulo ascendente y un módulo de retorno, al igual que su predecesora, la Chang’e-5, fue lanzada el 3 de mayo. Su combinación de módulo de aterrizaje y módulo ascendente aterrizó en el área de aterrizaje designada en la Cuenca del Polo Sur-Aitken (SPA) el 2 de junio.

La nave espacial terminó su trabajo de muestreo con un nuevo método inteligente,-que permitió a la sonda ejecutar instrucciones y tomar decisiones de forma autónoma-, y más rápido, -14 horas frente a las 22 de Chang-e’5- y las muestras se almacenaron en un contenedor dentro del módulo ascendente de la sonda como estaba previsto, dijo la CNSA.

Durante el muestreo y el empaquetado, los investigadores llevaron a cabo un muestreo simulado en un laboratorio terrestre, basándose en los datos de detección enviados por el satélite de retransmisión Queqiao-2, proporcionando un importante apoyo para la toma de decisiones y las operaciones en cada enlace.

“La misión ha resistido la prueba de las altas temperaturas en el lado oculto de la Luna”, dijo la CNSA.

Adoptó dos métodos de muestreo lunar, incluido el uso de un taladro para recolectar muestras del subsuelo y la toma de muestras en la superficie con un brazo robótico. Recogió automáticamente diversas muestras en diferentes sitios.

Las múltiples cargas útiles instaladas en el módulo de aterrizaje, incluida la cámara de aterrizaje, la cámara panorámica, el detector de la estructura del suelo lunar y el analizador del espectro mineral lunar, funcionaron bien y llevaron a cabo la exploración científica según lo planeado, dijo la CNSA.

El detector de la estructura del suelo lunar analizó y evaluó la estructura del suelo lunar subterráneo del área de muestreo, proporcionando datos de referencia para la perforación de la muestra.

Después de que se completó el muestreo, una bandera nacional china llevada por el módulo de aterrizaje se desplegó por primera vez en el lado oculto de la Luna.

A diferencia del despegue en la Tierra, el módulo ascendente no podía depender de un sistema de torre de lanzamiento. El módulo de aterrizaje actuó como una “plataforma de lanzamiento” temporal.

Control de despegue autónomo

El despegue de la sonda Chang’e-6 desde el lado oculto de la Luna no puede copiar el ascenso de la Chang’e-5 desde el lado visible de la Luna, ya que no puede recibir directamente el control y el apoyo de tierra. Utilizó sus sensores especiales para lograr un posicionamiento y orientación autónomos, con la asistencia de Queqiao-2 para la comunicación.

En comparación con la Chang’e-5, la Chang’e-6 ha experimentado mejoras en la autonomía y la fiabilidad de su sistema de navegación, guía y control, con el fin de hacer frente a los desafíos que plantean las incertidumbres del lado oculto de la Luna durante su despegue y ascenso, dijo Qiao Dezhi, un experto espacial de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC).

El sistema de control de la Chang’e-6 también se ha mejorado para aumentar su autonomía, lo que le permite completar el despegue y el ascenso lunares con una dependencia reducida del satélite de retransmisión Queqiao-2 y del apoyo de tierra, dijo Huang Hao, otro experto espacial de la CASC.

Noticias relacionadas