Zenu Radio

Buscan tumbar norma que reprocha a los militares uniformados llevar de la mano a su pareja

Redacción. Un estudiante de derecho demandó norma que tacha de afectar en menor grado el servicio o la disciplina cuando los militares que porten el uniforme tomen de la mano a su pareja o manifiesten actos eróticos en eventos o espacios no autorizados. Un abogado y un militar activo opinan.

Un estudiante de derecho demandó ante la Corte Constitucional un apartado de la Ley 1862 de 2017, que establece las normas de conducta del Militar.

Cristian Cuervo Aponte considera que el alto tribunal debe declarar inconstitucional una situación que da lugar a la aplicación de medios correctivos cuando los militares realicen ciertas acciones.

Se trata de dos conductas tachadas de afectar en menor grado el servicio o la disciplina: «Llevar de la mano o realizar expresiones o demostraciones eróticas en lugares o eventos no autorizados, a su cónyuge, compañera(o) o amiga(o), portando el uniforme».

Valga precisar que, según la ley citada, son medios correctivos aquellos que se utilizan para mantener la disciplina y no constituye sanción disciplinaria; diferentes a los medios sancionatorios, que son las sanciones legalmente impuestas que tienen como finalidad el restablecimiento de la disciplina.

El demandante argumenta que “la conducta establecida en la norma disciplinaria consagra un comportamiento completamente normal que, en modo alguno, tiene relación directa con los deberes funcionales de las Fuerzas Militares, por tal razón, mal hizo el legislador al configurar en la norma disciplinaria como situación que da lugar a la aplicación de medios correctivos un acto tan simple como el de ‘Llevar de la mano’ al cónyuge, compañera (o) o amiga (o), pese a estar portando el uniforme, siendo así, no se entiende cuáles serían esos lugares o eventos no autorizados, ni a quién o por qué habría que pedir permiso para poder «Llevar de la mano» a las personas mencionadas».

Una visión con la que coinciden un militar activo y un abogado consultados por este diario. «Estoy de acuerdo con que tumben esa norma, porque estamos hablando de un sentimiento mutuo y lo están limitando a uno a sentir. Somos humanos y el sentimiento de afecto a la pareja es más grande que una ley», comenta el mayor del Ejército Johan Franco Huérfano, del Batallón de Infantería No.49, ubicado en La Tagua (Putumayo).

Para Juan Pablo Monroy, abogado y docente de la Universidad Militar Nueva Granada, «quizá la demostración de familiaridad, afecto o cariño más común en nuestra sociedad es andar tomados de la mano. Es evidente que para nuestra sociedad este tipo de actos no tiene ningún tipo de censura, pero el legislador ha considerado que los militares deben ser cohibidos de tales actos».

El jurista, además, se pregunta ¿qué pretende el legislador al reprochar o prohibir que los militares puedan «llevar de la mano» a su «cónyuge, compañera (o) o amiga (o), portando el uniforme. ¿Qué bien jurídico superior quiere proteger?».

ElEspectador.com


Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube