Zenu Radio

A propósito de aspiraciones políticas

Empieza de nuevo la ‘novela histórica’ que se promueve a instancias de cara a las elecciones al Congreso de la República, en donde prevalece en primer lugar el estudio y análisis de las actuaciones de los actuales congresistas y sus eventuales contradictores o aspirantes dentro de la lista de cada partido o movimiento político.

Me referiré en principio a los del Partido Conservador, [mi patio], todos mis dilectos amigos y comprometidos por la causa conservadora y con principios sociales.

Tradicionalmente en Córdoba, como en el resto del país, no existe la verdadera unidad de partido, la cual se dificulta cada vez que hay elecciones por falta de un liderazgo sólido que permita establecer el orden político en el departamento.

Aunque en el pasado existieron dos líderes como Miguel Escobar Méndez y Amaury García Burgos, ambos fallecidos, se continúa con la división pero manteniendo fortaleza en ambos grupos.

El resurgimiento del senador David Barguil en el panorama político incluso en el nacional, trajo nuevos aires para la colectividad por ser en su momento una alternativa diferente y su credencial como senador de la República está garantizada con base a su trabajo legislativo y su entrega al fortalecimiento político.

La casa Burgos viene precedida de una excelente administración de Marcos Daniel Pineda, hecho innegable como alcalde y de una estructura política acorde con las circunstancias, pero no es suficiente y valdría la pena analizar las razones ajenas a la capacidad política y de entrega a un trabajo que los votantes y algunos dirigentes exigen.

En estos momentos como en antaño, el Partido Conservador en el departamento tiene dos senadores que representan con lujos de detalles los ideales políticos, por lo es seguro que se continuará con esa representación en el Congreso.

La única diferencia según los corrillos políticos es la aspiración de Marcos Daniel quien buscará mantener la curul que hoy ostenta su señora madre, la congresista Nora García Burgos.

Con ese pulso, debe salir fortalecida  la democracia, por supuesto el PC y sobre todo los seguidores de cada líder de la colectividad, lo cual, debe redundar en beneficio para toda la comunidad cordobesa, puesto que una vez pasada las elecciones se deben a Córdoba. 

No se puede pasar por desapercibido la gran influencia a nivel nacional que ostenta el senador David Barguil, un joven que ha sabido aprovechar las oportunidades para prepararse intelectualmente y ascender en el plano político con el reconocimiento nacional.

Es así que se habla de su eventual candidatura a la vicepresidencia, lo cual no es nuevo, en el pasado reciente declinó esa aspiración propuesta por la candidata Marta Lucía Ramírez y decidió continuar con la representación de un vasto sector del partido.

Me dice Candelaria que no estaría de acuerdo con ello, que todavía no es el momento de hacerlo y sobre todo teniendo en cuenta que ‘el tiempo es de Dios’.

En cuanto a la aspiración conservadora a la Cámara  de Representantes, la curul que hoy ostenta Wadith Manzur, quien obtuvo más de 65.000 sufragios, convirtiéndose en el más votado de la nueva generación política que conforma la nueva esperanza de cordobeses ávidos de cambio y de progreso,  se debe mantener y aspirar mediante una estrategia seria, honesta y comprometida entre los dos sectores, la obtención de una segunda curul.

Esa posibilidad es latente y bastante probable pero se debe mantener una ‘coexistencia pacífica’ para lograrlo y se debe conformar una lista fuerte de aspirantes que pugnen para una votación significante.

Institucionalmente el PC a través del grupo que orienta el senador Barguil, alcanzó la Alcaldía de Montería y en coalición con la Gobernación  de Córdoba.

Tenemos dos diputados representados en Said Bitar y Remberto Tapia, figuras que serían la reserva del partido en el momento adecuado, y algunas alcaldías que también hacen la fortaleza del Partido Conservador.

Euripides y Candelaria mantienen su apoyo al senador Barguil y están atentos a la decisión y directriz que se tome respecto a las próximas elecciones.

Mientras tanto, se debe seguir rodeando al alcalde Ordosgoitia en su gestión gubernamental por cuanto en gran medida su éxito influye en el panorama político regional.

Nota al margen. Hay que pensar en la juventud señores dirigentes del partido, hay que pensar en tener un Directorio Departamental operativo y funcionando.

Ex notitia victoria – Saber para vencer-