Zenu Radio

Todo está bien

Nada carece de propósito

Por Johana Peláez Velásquez  

Probablemente en algún momento te has preguntado acerca del sentido de la vida humana. Para la gran mayoría de las personas la vida no es más que una sucesión de días, en donde la rutina y la monotonía se convierten en los protagonistas de la experiencia de muchos de individuos, conduciéndolos finalmente a una sensación de apatía e insatisfacción profunda. Te ha pasado que sientes que tu vida carece de sentido porque solo es cuestión de levantarte, ir a trabajar, ocuparte de la casa, dormir y volver a comenzar de nuevo, sientes que no hay un significado relevante para dotar tu existencia con un significado maravilloso, o tal vez has considerado que no tienes la capacidad de adaptarte coherentemente en las experiencias que vives. Cuando llegan este tipo de pensamientos, no nos damos cuenta de la importancia de disfrutar cada momento que experimentamos siendo seres humanos.

Tal vez este tipo de circunstancias nos pueden generar una sensación de aburrimiento, porque tenemos una sensación de fastidio provocada por la falta de diversión o interés por algo, cansancio porque sentimos una debilidad o una falta de fuerza física para continuar, desesperación porque creemos que estamos perdiendo la paciencia frente a una situación e inferioridad porque consideramos que la experiencia que vivimos nos hace ser inferiores.

Si algunos de estos argumentos resuenan contigo o con alguna persona cercana a ti, es importante que sepas que estas interpretaciones son exclusivas de la persona que lo siente. También es posible que a nivel emocional estas condiciones puedan estar generando cualquiera de las siguientes emociones; angustia, consuelo, esperanza, firmeza, honestidad, insatisfacción, libertad, miedo, orgullo, pena, rechazo, sumisión, temor, vulnerabilidad.

Mi invitación para hoy es que reflexiones acerca de la situación que vives actualmente y aprendas a identificar las oportunidades de aprendizajes que este tipo de experiencias quieren regalarte para que definas el sentido que tiene la vida para ti. También necesito que sepas que Dios quiere que todos los seres humanos vivamos con gozo, paz, tranquilidad y alegría, pero si tu dejas entrar lo negativo a tu vida pones todo lo maravilloso por fuera, ya que el espacio que le das a lo positivo en tu mente es muy limitado o nulo.

Esto me mueve a preguntarte ¿Cómo percibes que es tu vida en estos momentos?

La vida, yo la percibo como si todos los días asistiéramos a una clase, en donde vamos a una escuela a aprender diferentes lecciones, evolucionar, pasar niveles, aceptar los desafíos que diariamente nos plantea la vida para explorar o experimentar un rico mundo emocional que esta lleno de posibilidades que nos recuerdan la magia de sentir, amar, reír, llorar, probar, ilusionarnos, perdonar, intentar y sanar. Por eso creo que la vida es un gran regalo, en donde cada uno decides con que actitud lo recibe y como lo va a aprovechar para encontrar ese bienestar que tanto deseamos tener en medio de las fallas, errores, demoras y reconstrucciones que implica el proceso de vivir.

Una de las emociones que se convierte en el enemigo para no creer que todo está bien en la vida es la incertidumbre, ya que cuando lo sentimos, estamos propensos a ser personas que tendemos a sentirnos inseguros, desconfiados y con falta de certeza sobre algo en específico, nos preocupamos por todo lo que pasara en el futuro y nos distraemos para evadir el presente que nos corresponde afrontar.  A esto se le suman la falta de conocimiento sobre un proceso, el alto riesgo que existe frente a la posibilidad de que algo salga mal o que se escape de nuestro control, tener una probabilidad alta de perder algo valioso por no lograr los objetivos deseados y/o de incurrir en eventos indeseables.

Mi recomendación es buscar apoyo profesional de un coach, psicólogo o terapeuta, de acuerdo al caso de cada persona, para identificar el tipo de proceso que necesitan iniciar. También es importante tratar de comprender y/o interpretar los pensamientos, juicios y emociones que están moldeando a la persona que vive esta experiencia, para acompañarlo a hacerse responsable de la situación que vive y promover el desarrollo de una autoestima sana.

Hay una frase de Brene Brown que dice: la vulnerabilidad es, en esencia, incertidumbre, riesgo y exposición emocional” 

Por eso es importante aprender a gestionar nuestras emociones, a modular todos nuestros pensamientos, atender con prioridad aquellos asuntos que son relevantes y que necesitan ser atendidos con urgencia para permitirnos tener una vida llena de bienestar a nivel físico, mental, emocional, espiritual. También es necesario que sepas que la vida esta llena de cambios, por eso hay que aprender a fluir con ellos y no aferrarse a situaciones o personas porque en cuestión de segundo tu vida puede dar un giro inesperado para que puedas transformarte.

En este preciso instante quisiera que empieces a verte como una persona capaz de no buscar la perfección, enfocadoen aprender a vivir y dispuesto a enfrentar todos los desafíos de la vida.

Recuerda ¡Tú puedes elegir ver la vida con optimismo, esperanza y gratitud!


  • Si estas listo para empezar tu propio de aprendizaje individual y necesitas de mi acompañamiento profesional nos vemos en sesiones de coaching individual

Te invito a que me sigas en todas mis redes sociales como @JohanaPelaezcoach para compartir experiencias.

Zenu Radio