Zenu Radio

5 obras con un significado más allá de lo evidente

En ocasiones observamos con detenimiento las pinturas de los más famosos, admiramos la técnica, los trazos que vemos en el lienzo, cada pincelada y cada color que componen con maestría esa escena, ese momento en el que no hay nada más que nosotros con el cuadro. Pero a veces no entendemos más de lo superficial, somos víctimas de la ignorancia y nos quedamos con la duda de no saber qué significa en realidad.

 

Desde el Renacimiento hasta la pintura moderna, existen cuadros que tienen mucho más que lo superficial, son grandiosos tanto por la técnica que poseen como por el deseo oculto o la perversión que hay detrás de los pensamientos de sus pintores. La emoción los invade y no pueden hacer otra cosa que pensar en plasmarla a través de un mito, una historia o una vivencia. Una vivencia que es mucho más que la simple técnica; es puro corazón.

 

El Guernica, Pablo Picasso

Es un cuadro que habla sobre el bombardeo de Guernica en la Guerra Civil Española. Es simbólico y su estructura es semejante a un tríptico. Cada elemento del cuadro tiene un significado que, cuando conocemos la historia detrás, podemos saber mucho más de lo que vemos superficialmente.

 

El toro de la izquierda, con cuerpo oscuro y cabeza blanca, simboliza oscuridad y brutalidad; la madre con hijo muerto se basa en la Pietá interpretada por muchos pintores en el Renacimiento. La Paloma, entre el toro y el caballo, ha sido interpretada de diferentes maneras: la paz o una alegoría de la música destruida por los militares son los significados más recurrentes.

 

 

El espíritu de la muerte está mirando, Paul Gauguin

El espíritu de los muertos que vela por nosotros fue pintado en repetidas ocasiones por Gauguin. Muchos no conocen que se trata de una figura mística a la que los polinesios le tienen un miedo ancestral. Representa a los espíritus de la muerte que llegan en la noche, provenientes de lagunas o bosques y toman a los desprevenidos de la espalda para llevárselos. Manao tupapao no tiene una traducción.

 

El grito, Edvard Munch

Un grito que parece aterrador, sin fin, desesperante. Un grito como ningún otro que significa más que cualquiera. En 1892 Munch escribió en su diario: “Paseaba por un sendero con dos amigos – el sol se puso – de repente el cielo se tiñó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio – sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad – mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza”. Otra de las obras de Klimt expresan este terror que sintió, su nombre, La desesperación. Pero poco a poco su sentimiento se deforma en algo grotesco y cadavérico que parece que oímos cada vez que lo miramos.

 

Las vacaciones de Hegel, René Magritte

René Magritte, el poeta pintor que esperaba que su pintura no sólo fuera un sueño surrealista sino una interpretación del mundo más allá de lo que vemos, nos regaló un título y una pintura que pocos logran entender desde la primera vista. En ésta la dialéctica del filósofo se pone al descubierto, no sólo es un vaso encima de una sombrilla sino todo un tratado filosófico que ahora reina las ciencias sociales. Para Magritte la mejor manera de representar la síntesis, tesis y antítesis fue a través de una sombrilla, la que cumple dos funciones: recibir agua y repelerla, le hubiera parecido tan divertido como las vacaciones, según el pintor.

 

El beso, Gustav Klimt

Un beso lleno de pasión que nos parece el momento cumbre del amor es lo que parece suceder en esta pintura, pero no es así. Estudios recientes aseguran que se trata de una interpretación del mito de Ovidio. Apolo, maldecido por Eros por burlarse de él. Disparó una flecha de oro a Apolo, quien se volvió loco de amor por Dafne a quien Eros disparó una flecha que provocaba desprecio y desdén. Cuando él intentó acercarse a ella, Dafne pidió auxilio y su padre la convirtió en laurel. Según esta teoría, El Beso de Klimt representa el momento exacto en el que Apolo la toma fuertemente con sus manos lleno de deseo y pasión, mientras ella está a punto de cambiar de forma.

Zenu Radio