Zenu Radio

La llegada de Doménico Doria

Comparto el impacto que a los 10 años me produjo la subyugante personalidad de Domingo Savio.

En esa época era yo un niño recién desplazado de la vereda a la ciudad. Solitario, asistía a misa de 5:00 a.m. en la Catedral San Jerónimo y comulgaba todos los dias, sin hablar con nadie en la Iglesia, pero escuchando muy atento los sermones.

Inicialmente, el padre Mercado. De hierática presentación. Rezaba yo todas las oraciones y repetía las jaculatorias.

Después, llegó la “Gran Misión”. Era una brigada de sacerdotes españoles de gran oratoria sagrada, que llegó a dirigir masivos retiros espirituales orientados a la purificación de Colombia.

Más adelante, llegaron y se quedaron sacerdotes destacados como Javier Darío Restrepo y Gumersindo Domínguez, a los cuales se le sumaron los hermanos Donazar, del género pícaro-bandido; el “Padre Torres que les habla”, activista comunicacional que en la emisora tenía una especie de “Minuto de Dios”. Y dirigia ” Legio Mariae” desde la Iglesia del Carmen.

Paralelamente, apareció MABEL o sea, Mario Benjumea. Nunca salió del Closet. Fanático y perseguidor de los estudiantes pensantes, se desempeñó como profesor de apologética y de filosofía en el Colegio Nacional. Era todo un monumento a la mediocridad y a la hipocresía.

Fui evolucionando hacia el libre pensamiento de los padres de la Revolución Francesa y simpatizante de “los Mamertos” que con Antonio Mora Velez, Edgardo Nieto Visbal, los hermanos Padilla y otros fundaron “la Juco de Monteria”. Pero no milité en esa cosa.

Sin embargo, Benjumea elabora la famosa “Lista Negra de Estudiantes Comunistas” encabezada por Adolfo Berrocal Ruiz y por mi.

Para entonces, ya me había hecho cerrar dos programas radiales y hacía campaña para asfixiar “Avanzada”, periodico Cultural “aprobado por la Asamblea Estudiantil del Conalco”.

Con los Mediocres tipo Benjumea, siempre se pierde. Hacía promoción de calificaciones ofreciendo eximir de exámenes a los alumnos que les respondieran ciertas preguntas claves sobre Apologética e Historia de la Iglesia. Pensaba en su “rosca” pero era yo quien siempre ganaba. “El Diablo haciendo ostias!” -exclamaba-.

Para sexto de bachillerato, me negaron el derecho a matricula sin ninguna explicación. Y como ni remotamente existía la Accion de Tutela…

Las luchas estudiantiles y el Movimiento Insurreccional al que se sumó el inmolado sacerdote Camilo Torres Restrepo, fueron aumentando mi rebeldía intelectual e ideológica contra el Cardenal Concha Córdoba, que era un verdadero fósil ideológico y contra toda la gallada clerical que bendecía los crímenes y las injusticias sociales. A la par que satanizaba a luchadores honestos como el Padre Camilo Torres y a los del “Grupo Golconda”, alineados con la Teoría de la Liberación.

Por supuesto, Domingo Savio se mantenía latente en mi corazón. Como aquellas novias que habían sido y que ya no eran.

Con este retrospecto de padre y de abuelo, la llegada de DOMÉNICO, es un acontecimiento esplendoroso y esperanzador en momentos en que los idearios de Domingo Savio resplandecen en el mundo entero bajo el liderato del Papa Francisco.

DOMÉNICO será un destacado exponente del Renacimiento en el Siglo XXI.

¡Lo recibimos con una gran ovación!

Eliécer Doria Ferrer
Veracruz del Palmar