Zenu Radio

Juglares 2022, un encuentro con la identidad

Opinión. Por Miguel Angel Castilla Camargo.

Córdoba no tiene en la actualidad un espacio de proyección masiva de la Tradición Oral donde sus exponentes enseñen sus vivencias, costumbres y manifestaciones culturales. El proyecto Juglares, como sinónimo de ese sincretismo especial donde se puede apreciar el arte desde la perspectiva oral y musical, también nos muestra los hábitos ancestrales de los cordobeses, prácticas que le han permitido en especial a los contextos campesinos crear espacios de convivencia y fraternidad La transculturización, la aculturización y la pertenencia, que se han podido identificar en investigaciones adelantadas por la Fundación Castilla en Córdoba, constituyen un tratado de apropiación local en el que aún pueden encontrarse vestigios de los doce pares de Turquía, de Bernardo del Carpio, versos del ciclo Carolingio y décimas religiosas que ubican a Córdoba en la época de oro española de endechas, lloros y pastoreos que ahora se identifican como cuartillas de zafra y vaquerías que constituyen la base musical de otros géneros como el Grito de Monte y las Décimas.

Juglares 2022, es un evento que retoma la historia de Córdoba, que en otrora recogía las expresiones y costumbres de campesinos que cantaban; certámenes como el Festival del Río y el Encuentro de Juglares que se realizaron hasta el año 2005, enseñaban el acervo oral de Córdoba. Estos espacios estuvieron vivos hasta cuando sus gestores murieron. Con ellos también murió la oportunidad para las nuevas generaciones de poder conservar una plataforma de difusión y promoción de la Tradición Oral. Al igual que el Encuentro de Decimeros del corregimiento de Sabananueva, San Pelayo, donde se congregaban un centenar de exponentes, Juglares 2022, como espacio para el desarrollo humano de los monterianos, constituye para la comunidad un soporte de convivencia en plena concordancia con los principios, las políticas, las estrategias y los programas del Ministerio de Cultura en cuanto que representa: creación, memoria, pluralidad e investigación.

Fomentar el quehacer de comunidades inmersas en la ruralidad, ajenas al progreso citadino, donde sus hábitos diarios de trabajo y disfrute van de la mano con sus proyectos de vida, es fundar nuevos espacios de realización y alegría; cantar, comunicarse, jugar, escuchar relatos y hacerse visible en una plataforma como Juglares 2022, representa una forma de reconocimiento individual y colectivo, dado que las personas mayores -Griot- como en las culturas ágrafas del África Occidental, representan la Memoria histórica, la casta y la posición sociopolítica en las comunidades. Ellos son los que tienen la misión de no dejar morir sus expresiones y al valorarse a través del Registro, junto a los nuevos exponentes, se mantienen sus enseñanzas perdurables en el tiempo.

Con la globalización también llega el desarraigo; para el caso cordobés, vestida de violencia. Por eso al hablar de conductas perdidas y de tradiciones en extinción, toca remitirnos a un pasado donde aún los problemas sucumbían ante el verso. La Tradición Oral para el campesino es tan importante como la comida, y ello, es lo único que ha tenido para defenderse. Por eso, Juglares 2022, representa un espacio legítimo de comunicación que se fundamenta en la exposición de la Tradición Oral con el propósito de difundir y proyectar el quehacer cultural y expresivo campesino.

Juglares 2022 va dirigido a toda la sociedad y en especial a los niños que desconocen parte de su identidad. El contexto donde se realizará el evento es la capital con cerca de 500 mil habitantes que han convivido en los últimos 30 años en medio de los flagelos de la guerrilla, paramilitares y bandas criminales con la variable permanente del narcotráfico que tal vez sea la principal causa de desarraigo, desplazamiento y pérdida de espacio terrígeno e identidad del cordobés. En consecuencia, es un número atractivo de pobladores, donde hay una franja permeada por lo rural, temerosa, y otra, urbana que ha perdido sus costumbres. Sin embargo, las dos confluyen a eventos de unos y otros, y ambos se preguntan ¿qué es tuyo y qué es mío?

 

 

Alvizs