Zenu Radio

Conserva la paz en tu vida

Aunque una guerra se levante contra ti.

Algunas personas añoran tener un mundo libre de guerras, sin preocupaciones, ofensas, ni molestias.  Pero la vida real no siempre funciona así, porque en ocasiones nos encontramos con eventos y personas que nos sacan de quicio, nos llegan cuentas inesperadas por pagar, asuntos urgentes por resolver o alguna calamidad familiar. Sin duda alguna, son momentos difíciles de superar pero que en el fondo de convierten en grandes pruebas que tenemos que vivir para perder y /o proteger la paz en nuestras vidas.

En ocasiones este tipo de situaciones nos pueden provocar una fuerte inquietud por saber lo que acontecerá en el futuro, nos hace perder el ánimo de vivir, perdemos la fe y esperanza de que algo mejor vendrá y sobrevaloramos nuestras cualidades. Todos estos sentimientos nos anclan al pasado y no nos permite ver las posibles alternativas que existen a nuestro alrededor.

Si algunos de estos argumentos resuenan contigo o con alguna persona cercana a ti, es importante que sepas que esas visiones son productos exclusivos de la mente de la persona que lo imaginan. También es posible que a nivel emocional estas situaciones estén generando en nuestros ser emociones como; la angustia, confusión, desmotivación, enojo, fastidio, inferioridad, lástima, pavor, rechazo, temor.

Mi invitación para hoy es que reflexiones acerca de la situación que vives actualmente y aprendas a identificar las oportunidades de aprendizajes que este tipo de experiencias quieren regalarte y sobre todo a mantener la paz tu vida. También quiero que sepas que Dios quiere que todos los seres humanos vivamos con gozo, paz, tranquilidad y alegría, pero si tu dejas entrar lo negativo a tu vida pones todo lo maravilloso por fuera, ya que el espacio que le das a lo positivo en tu mente es muy limitado o nulo.

Esto me mueve a preguntarte ¿Qué situaciones y/o personas te están robando la paz?

Para alcanzar la paz en nuestras vidas, necesitamos aprender a vivir con la humildad, porque es ella la que nos permite reconocer los errores cometidos, los defectos por mejorar y las virtudes que nos convierten en personas valiosas.

Una de las emociones que más nos roba la capacidad de conservar la paz en nuestras vidas es la culpa, porque nos hace recordar lo que no hicimos, lo que no estamos haciendo o lo que tenemos que hacer a futuro.

Por eso es usual ver que cuando sentimos culpa por algo o por alguien, nos convertimos en jueces implacables de la situación y consideramos que tenemos que pagar un castigo por las malas acciones cometidas.

En ese proceso de la culpa también influye lo que podríamos denominar la conciencia moral que hemos construido desde la infancia y que nos ayuda a diferenciar el “bien del mal”. Ahora lo complejo de esta situación es que entre más rígidos sean nuestros pensamientos, más fácil será considerar que hemos sobrepasado los límites, y es aquí donde aparecerá con más frecuencia el sentimiento de culpa.

Mi recomendación es observar las conductas que realizamos al momento de tomar una elección importante en nuestras vidas, a revisar las ventajas y desventajas que tienen las normas impuestas por nosotros mismos. También es importante revaluar los conceptos que tenemos relacionados con la moralidad y la ética.

Hay una frase de la madre Teresa de Calcuta que dice: no necesitamos armas y bombas para llevar la paz, necesitamos amor y compasión,

Por eso es importante tener la capacidad de abrir conversaciones que nos motiven a expresar lo que pensamos y sentimos de la situación que afrontamos. Aprender a agradecer por las cosas grandes y pequeñas que la vida nos regala, pero sobre todo a centrarte en lo positivo de la situación que vives.

En este preciso instante quisiera que empieces a verte como una persona madura, flexible, dispuesto a asumir nuevos retos y preparándote para recibir lo mejor cuando llegue la calma a tu vida.

Recuerda ¡tú tienes la capacidad de elegir lo que vives!

Mi labor como facilitador de tu ser emocional, consiste en acompañarte a vivir tu proceso de aprendizaje, escuchar tu historia de vida y ayudarte a reconocer las creencias/juicios/emociones que han determinado la forma como observas la realidad que vives hoy pero que necesitas disolver urgentemente para cambiar o transformar la realidad de tu observador.


Te invito a que me sigas en todas mis redes sociales como compartir experiencias.

 

 


Si quieres conversar acerca de la situación que vives reserva una sesión en mi perfil de TijikoSi quieres conversar acerca de la situación que vives reserva una sesión en mi perfil de Tijiko

 

 

 

 

Aquí te dejamos los artículos anteriores: