Zenu Radio

Sea positivo

La palabra tiene mucho poder.

En algunas ocasiones solemos pensar que nunca lograremos salir de nuestras deudas, que el negocio no prosperará, que jamás vamos a cumplir nuestros sueños, que perdimos muchas oportunidades o consideramos que somos demasiados viejos para comenzar algo nuevo. Cuando llegan este tipo de pensamientos, no nos damos cuenta que pensar en negativo evita que todo lo bueno se cumpla en nuestras vidas porque nos acostumbramos a hablar de la derrota y nos olvidamos de que podemos tener la victoria.

Tal vez este tipo de circunstancias nos pueden generar una sensación de desánimo porque nos sentimos sin energía para emprender algo nuevo, intrigados porque nos genera mucha curiosidad saber lo que pasara a futuro, desesperados porque perdemos la esperanza en eso que deseamos lograr e inseguros porque nos cuesta mucho trabajo conseguir un objetivo claro en la vida.

Si algunos de estos argumentos resuenan contigo o con alguna persona cercana a ti, es importante que sepas que estas interpretaciones son exclusivas de la persona que lo siente. También es posible que a nivel emocional estas condiciones puedan estar generando cualquiera de las siguientes emociones; ansiedad, contrariedad, enfado, frustración, humillación, lástima, miedo, necesidad, pánico, rechazo, sometimiento, temor, vergüenza.   

Mi invitación para hoy es que reflexiones acerca de la situación que vives actualmente y aprendas a identificar las oportunidades de aprendizajes que este tipo de experiencias quieren regalarte y sobre todo a que reconozcas que las palabras que emites diariamente tienen la capacidad de crear o de destruir la realidad que vives en tu vida. También necesito que sepas que Dios quiere que todos los seres humanos vivamos con gozo, paz, tranquilidad y alegría, pero si tu dejas entrar lo negativo a tu vida pones todo lo maravilloso por fuera, ya que el espacio que le das a lo positivo en tu mente es muy limitado o nulo.

Esto me mueve a preguntarte ¿Qué tipos de palabras usas a diario para afirmar con poder la vida que deseas tener en estos momentos?

La palabra es un vocablo, una voz o expresión que se asocia con la formación de sonidos articulados, representaciones gráficas y de la facultad que tiene una persona para hablar. Es importante reconocer que existe una relación entre la palabra que transmitimos de manera verbal o escrita con la realidad de quienes somos nosotros como personas, por eso debemos ser conscientes de las ideas que transmitimos, ya que una palabra que se diga con mala intención tiene el poder de dañar a una persona más que un golpe. Cuando hablamos tenemos que prestar mucha atención al tipo de conversaciones que abrimos, a la manera como edificamos nuestros sueños a través de palabras poderosas y a los sentimientos que transmitimos de forma tanto oral como escrita. Recordemos que en la antigüedad la palabra representaba la validez de un compromiso sin necesidad de firmar ningún contracto.

Una de las emociones que se convierte en el enemigo del poder que tienen las palabras es el pesimismo ya que cuando lo sentimos, somos propensos a ser personas que interpreta todo lo que le ocurre o que le va a ocurrir de forma negativa. La personalidad pesimista puede estar vinculada con la tristeza, con un dolor a nivel emocional o con algún síntoma depresivo. Por eso esimportante identificar las características que apoyan este tipo de actitudes en tu vida para trabajarlo y comenzar a construir un futuro mejor en el que el optimismo gane terreno y las condiciones de bienestar sean disfrutadas.

Mi recomendación es buscar apoyo profesional de un coach, psicólogo o terapeuta, de acuerdo al caso de cada persona, para identificar el tipo de proceso que necesitan iniciar. También es importante tratar de comprender y/o interpretar los pensamientos, juicios y emociones que están moldeando a la persona que vive esta experiencia, para acompañarlo a hacerse responsable de la situación que vive y promover el desarrollo de una autoestima sana.

Hay una frase de William Arthur Ward que dice: el pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta la vela”

Por eso es importante aprender a concentrar nuestra atención en todo lo bueno, a desarrollar nuevas habilidades, trabajar en proyectos que nos gusten y que nos llenen de energía positiva. A construir con palabras buenas, bonitas un presente lleno de agradecimiento por lo que somos, tenemos, deseamos y un futuro con grandes expectativas.

En este preciso instante quisiera que empieces a verte como una persona capaz de lograr todo lo que se propone, enfocado en construir lo mejor para tu vida y dispuesto a esperar pacientemente la realización de cada logro.

Recuerda ¡lo mejor pronto llegara!

Mi labor como facilitador de tu ser emocional, consiste en acompañarte a vivir tu proceso de aprendizaje, escuchar tu historia de vida y ayudarte a reconocer las creencias/juicios/emociones que han determinado la forma como observas la realidad que vives hoy pero que necesitas disolver urgentemente para cambiar o transformar la realidad que percibe tu observador.